Mira que son previsibles

Mira que son previsibles

Como afirma un buen amigo, que un Gobierno sostenido por un partido corrupto sea derrotado en el Parlamento, que cesen al seleccionador nacional por haber fichado por un club de fútbol a 48 horas de comenzar el Mundial o que un ministro que intentó defraudar a Hacienda dimita a las ocho horas de saltar el escándalo… nos lleva a pensar que estamos en Europa. Que la normalidad de otros lares cause hasta cierta alarma aquí por lo sorprendente dice mucho que algo está cambiando. Que ya no valen los escenarios a los que hasta ahora estábamos acostumbrados. Que el guión ya no es el mismo. Que los actores tienen que aprender bien la lección porque les va la vida en ello. (más…)

No me queráis tanto

No me queráis tanto

Cada 9 de junio, cuando llega este día, os reunís en mi nombre en un teatro o auditorio y proclamáis a los cuatro vientos que os sentís orgullosos de ser murcianos, de haber alcanzado cotas de autogobierno nunca previstas y tal y tal. Apeláis al estado de las autonomías, a recordar aquel momento en el que los padres de la Región se reunieron en el hotel Conde de Floridablanca y sentaron las bases del Pacto de don José Moñino en el 78 para lo que hoy es una realidad: una comunidad uniprovincial con salida al mar (de eso hablaré un poco adelante), que ocupa parte de lo que fue un Reino, rodeada por otras tres pedazo de autonomías y con 45 municipios que muchas veces se miran de reojo porque, ¡tate! escucha que son distintos. (más…)

No se me pongan nerviosos

No se me pongan nerviosos

No pasa nada, por favor. Que nadie se ponga nervioso. Que esta noche es la final de la Champion y hay que tenerlo todo dispuesto: las cervezas, una cena en toda regla, los nervios a flor de piel y la sorna a punto para meterse con los culés, que encima de independentistas se han quedado solamente con dos copas menores. (más…)

De lo que no quiero hablar

De lo que no quiero hablar

No quiero hablar de La Manada, de la sentencia, del tribunal y de la prepotencia para agredir en grupo a una chica de 18 años y que todo quede en un simple caso de abusos sexuales y no de agresión sexual. Tampoco de que la tipificación de estos delitos responda a una cultura patriarcal, machista y sin sentido. Ni que dos de los culpables manchen con sus bailes, borracheras, grabaciones, tatuajes, chulería y delincuencia a la Benemérita y a la UME. O que para divertirse haga falta perder el control y que las fiestas populares se conviertan en botellones a lo bestia. No voy a hablar de ello. (más…)

Por qué la izquierda se pelea y la derecha se ama

Por qué la izquierda se pelea y la derecha se ama

Semana genial para quien trata de disputarse el escenario de la izquierda de este país. Geniales son los episodios vividos en Podemos, con ese despiste de que en el canal de Telegram apareciera un plan perfecto para descabalgar a Pablo de la montura del caballo de Vistalegre II, o en el PSOE, con la oferta (o no) a Carmena para que siga en la Plaza de Cibeles, pero con el cobijo de las siglas del partido del Pablo Iglesias que se la jugó de verdad en momentos difíciles. Ni el mejor estratega al servicio del presidente Mariano es capaz de bordarlo de la manera que la izquierda lo hace para destapar sus cuitas internas. Desconsuelo es el que vuelve a anidar en miles de personas que precisan de referentes claros a la hora de sentirse identificadas con un proyecto y unos liderazgos diferentes a los dominantes. (más…)