Mira que son previsibles

Mira que son previsibles

Como afirma un buen amigo, que un Gobierno sostenido por un partido corrupto sea derrotado en el Parlamento, que cesen al seleccionador nacional por haber fichado por un club de fútbol a 48 horas de comenzar el Mundial o que un ministro que intentó defraudar a Hacienda dimita a las ocho horas de saltar el escándalo… nos lleva a pensar que estamos en Europa. Que la normalidad de otros lares cause hasta cierta alarma aquí por lo sorprendente dice mucho que algo está cambiando. Que ya no valen los escenarios a los que hasta ahora estábamos acostumbrados. Que el guión ya no es el mismo. Que los actores tienen que aprender bien la lección porque les va la vida en ello. (más…)